No es que Halloween nos interese demasiado a los Europeos… pero Halloween significa para muchos una noche de fiesta en el cual podemos disfrazarnos y hacer el tonto, y pintarnos de colores raros, y en fin… juerga!

Por cierto, gracias Robert y mamá de Robert por prestarme esa pedazo de capa, ha sido divertidísimo ser tu Caperucita!